jueves, 11 de diciembre de 2014

MOVER EL MUNDO



Si por cada vez que he tenido que oír que formo parte de la generación que más jodida está de la historia, recibiera un mísero euro, podría pagarme una casa en el pleno Chamartín. La gente que, de repente, se transforma en clarividente, no escatima en darte detalles del panorama. Espantoso, infernal, terrible, tremendo, espeluznante, aterrador, pavoroso, y catastrófico. Por nombrar algunas. 

¿Pero qué hay de la belleza que nace de la dificultad? Si todo cuanto nos rodea fuera fácil de conseguir o existir, no existiría la sociedad tal y como la conocemos. ¿Qué clase de ser humano no se crece ante la dificultad en algún momento de su vida? ¿Acaso la comunicación no es vital en el avance de la civilización? ¿Qué hay más interesante o apasionante que mover el mundo? 

En la comunicación, encontramos un mundo de posibilidades infinitas, aun con el hándicap de tener gran número de competidores preparados y con unas ganas voraces de comerse el mundo. La gallina de los huevos de oro no está en hacer lo mismo, sino en hacer algo más, que nadie haya visto y que todo el mundo se muera de ganas por probar. Llegar más lejos de lo que nadie haya llegado. Ver más allá. 

Aunque la sociedad esté amedrentada, las injusticias reinen y la corrupción los atice, disponemos de lo más importante, tiempo e ideas. ¿Qué son las ideas sin alguien capaz de llevarlas a lo más alto? Polvo. 


Llevar la innovación por montera es aquello que mueve un proyecto que se precie, y a alguien que esté detrás de él. Adecuarnos a los tiempos, ser diferentes e innovadores y porqué no, mejores que nuestros antecesores es la respuesta a muchas de las preguntas que nos podremos llegar a formular nunca. Dejar atrás la tradición, y dirigir nuestra mirada al futuro, que sin duda, (y por muchos obstáculos que nos repitan, tenemos) el futuro no está en otras manos, que en aquellas del que se propone crearlo. 

Atrás quedaran las absurdas ideas que nos meten en la cabeza con o sin éxito. "Estas en la carrera equivocada". Estamos en el lugar indicado, y en el mejor momento. Lo decía Wim Wenders, el movimiento mueve el mundo, y estando parados, ni nosotros, ni nadie, llegará a ningún sitio. 

¡Hasta el próximo post!
Miriam Diaz

2 comentarios:

  1. Genial el post me han encantado tus palabras!!besos

    ResponderEliminar
  2. Siempre intentan poner una etiqueta a todas las generaciones, buen post, besitos

    ResponderEliminar