sábado, 1 de noviembre de 2014

VIDA SANA | MAGDALENAS DE CALABAZA



Una de mis aficiones (por muy surrealista que parezca) desde que cuido mi alimentacion es pasearme por el super, y echar el ojo a productos nuevos, o incluso ver que valores nutricionales son mejores comparándolos los unos con los otros (ojo, sin ser yo coalicionista ni nada de eso). En uno de mis paseos por Mercadona, compre un paquetito de calabaza pelada y cortada en trozos, medio kilo para ser exactos. Lo tenia claro, quería hacer magdalenas. 

Después de una buena pateada por la red, no encontré ninguna receta que pudiera hacer con claras de huevo y harina de avena, los reyes de mi despensa. Así que me lié la manta a la cabeza, y me puse a improvisar la receta de unos muffins/magdalenas deliciosos, jugosos y suuuuuper sanos. Y no es porque los haya hecho yo, pero están de cine, ¡palabra! 

INGREDIENTES (cantidades para 14 magdalenas - se me fue un poco la mano sí, pero es que hacerlo a ojo es lo que tiene)

- 200 gr Calabaza triturada
- 200 gr Harina de avena
- 1 Huevo y 5 claras de huevo
- 2 Cucharadas de yogur 0% Materia grasa (también puede ser queso fresco batido)
- 2 Cucharadas colmadas de harina de almendras
- 2 Cucharadas de coco rallado
- Edulcorante/Estevia/Miel
- Levadura
- 1 Cucharadita de canela (al gusto)

Para la decoración
- Semillas de lino
- Copos de avena
- Coco rallado

Antes de empezar con la elaboración de las magdalenas, ponemos la calabaza en el horno, a máxima potencia durante 20 minutos (de esta manera evitamos que el agua de esta nos agüe la receta y la masa no cuaje como dios manda). En cuanto la sacamos del horno, la cortaremos en trocitos más pequeños para poder ponerla en la batidora y hacer un puré de calabaza que reservaremos para más tarde mientras dejamos enfriar.

Mezclamos los ingredientes secos: Las harinas, la levadura. el coco, la estevia, y la canela. Añadimos las claras de huevo, el huevo, el yogur, y finalmente la calabaza. Removemos bien con unas varillas para que se mezcle todo, y ponemos en los moldes. Si veis que la mezcla final esta muy espesa, podéis añadirle un chorrito de leche vegetal. Yo le he puesto semillas de lino, copos de avena y coco rallado por encima, a modo de decoración.

Tenemos todo listo para meter en el horno, que tendremos a máxima potencia. Como alguna vez os he dicho, el tiempo que requiere es relativo según el horno que tengamos. En cuanto al pinchar un palillo, salga limpio ... ¡Listo!





Es una excelente opción como desayuno, o como merienda. La calabaza tiene muy pocas calorías, y es ideal para la perdida de peso. Es un alimento saciante, ya que contiene fibra soluble

>> Puedes leer más propiedades de la calabaza AQUI.

¡Hasta el próximo post!
Miriam Diaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario